• Región de Borgoña
  • Borgoña (Bourgogne) es una región vinícola del este de Francia, sus vinos, junto con el de Burdeos y el champán, se encuentran entre los más prestigiosos de Francia y del mundo, el viñedo borgoñón se extiende a lo largo de 250 kilómetros desde el norte de Chablis al sur de la región de Mâcon.

    No se sabe con precisión quién introdujo la vid en Borgoña, see cree que ya existía en el siglo II. En 312, el filósofo Eumene proporciona la primera descripción del viñedo borgoñes. La implantación del cristianismo propició la extensión de viñedo por las abadías más importantes, esto es, abadía de Cluny para el mâconnais y el chalonnais y la abadía de Cîteaux con las plantaciones de Côte d Or, chalonnais y chablisien. Desde alrededor del año 900 hasta la Revolución francesa, los viñedos de Borgoña pertenecieron a la Iglesia Católica. Es en este periodo cuando nacen los clos (viñedos). El primero se fundó se fundó enel año 640 y en el año 1128, los monjes de la abadía de Pontigny continuaron desarrollando el famoso viñedo de Chablis. A lo largo de la Edad Media, los vinos figuraban en lugar destacado sobre la mesa de los señores. En la gran época del Ducado de Borgoña (siglos XIV y XV) se dictan las primeras normas protectoras de una cierta calidad en el vino. En 1395, Felipe II de Borgoña prohíbe el cultivo de la uva gamay en beneficio de la pinot noir en sus tierras, para mejorar así la calidad del vino. Es la primera norma de derecho alimentario del mundo, precursora de las denominaciones de origen (AOC) que precede en bastante tiempo al Reinheitsgebot alemán que definió los ingredientes autorizados en la elaboración de la cerveza en Alemania.

    Después de la Revolución, los viñedos estaba en quiebra y se vendieron a los trabajadores que los habían cuidado. Las leyes sucesorias dieron como resultado la continua subdivisión de los más preciosos viñedos, de manera que algunos cultivadores sólo eran propietarios de una fila o dos de vides. Esto llevó al surgimiento de negociantes que sumaban el producto de muchos cultivadores para producir un solo vino. Esto llevó también a una profusión de pequeñas bodegas de propiedad familiar, los "Gros".

    En 1874, la filoxera dañó el viñedo, hubo que arrancar todas las viñas y replantar, también el mildiu provocó un desastre considerable en 1910.. Después de la primera gerra mundial los viñadores regresaron a sus viñas descuidadas y las fertilizaron para recuperarlas pero se pasaron y entre 1950 y 1980 El exceso de producto químico acabó con el suelo que había contribuido a la reputación de Borgoña durante un milenio. El periodo entre 1985 y 1995 fue decisivo para Borgoña. Durante este tiempo muchos dominios borgoñones renovaron sus esfuerzos en las viñas y gradualmente establecieron un nuevo modo de hacer vino. Todo esto llevó a vinos más profundos y complejos. Actualmente, la industria del vino de Borgoña está cosechando los beneficios de esos impresionantes esfuerzos.

    En la región de borgoña hay más de 400 tipos de suelos por lo que clasificarlos sería una tarea de locos, pero de manera general diremos que hace 250 millones de años, la laguna Esmaralda cubrÍa lo que hoy son los viñedos actuales, a partir de ese momento, el suelo se ha constituido de margas y calizas de origen marino, hundiendo sus raíces en el corazón de este patrimonio geológico único las vides dibujan esa delicadeza, riqueza y mineralidad tan característico de las denominaciones de Borgoña. Las grandes denominaciones sólo se producen en suelos calcáreos y La mayoría de los grandes vinos de Borgoña sus viñedos están orientados al Este con una ligera pendiente, la altitud por lo general se encuentra entre los 200 y 400 metros. Pero no sólo se puede vivir de arcilla, piedra calcárea y margas, los investigadores han encontrado allí la presencia de oligoelementos y microorganismos y su papel está resultando esencial en el desarrollo de las cualidades aromáticas del vino.

    Borgoña experimenta un clima continental o semi-continental caracterizado por inviernos muy fríos y veranos cálidos, se encuentra precisamente en medio de tres influencias: meridional, oceánicas y continentales, esto tiene una influencia positiva en la vid, como el sol de la mañana favorecido por la orientación de las vides en invierno se reduce el riesgo de heladas y en verano ayuda a la uva a alcanzar su plena madurez.

    Las temperaturas de verano alrededor de 20° C en julio y agosto y los niveles de precipitación ideales para el cultivo de la vid, con 700 mm en promedio por año distribuidas principalmente en los meses de mayo y junio, más el viento del norte, que reduce la humedad en determinadas parcelas son excepcionales condiciones para dar lugar a vinos únicos. En el noroeste, las regiones de vino de Chablis y Gran Auxerrois, son más a menudo sujetos al riesgo de las heladas en primavera.

    Borgoña se centra en el terroir , en la zona de origen, Este foco se refleja en las etiquetas del vino, donde las denominaciones son más destacadas y los nombres de los productores a menudo aparecen abajo en un texto más pequeño. Con más de cien denominaciones y de una cantidad innumerable de climas, la comprensión del vino de Borgoña es compleja. En orden descendente de calidad, son:

    • Grand crus: Representan el 1,4% del vino producido en Borgoña y son el vértice de la pirámide. El 42% son vinos blancos y el 58% son tintos. El 95% lo componen 32 denominaciones de la Côte d Or , Estos vinos necesitan criarse durante un mínimo de 5-7 años y los mejores ejemplos pueden conservarse durante más de 15 años. Muy pocos chardonnays o pinot noirs del mundo pueden envejecer y seguir mejorando tan bien como estos vinos. Los vinos Grand Cru sólo llevarán el nombre del viñedo como denominación - tal como Corton o Montrachet - en la etiqueta del vino.
    • Premier crus: son vinos producidos en viñedos específicos y se consideran de calidad alta, pero no tanta como los Grand Cru. Los vinos Premier son el 12% de la producción, estos vinos necesitan madurar durante 3-5 años, y pueden conservarse durante mucho más tiempo. Los vinos Premier Cru llevarán normalmente tanto el nombre del pueblo o municipio de origen - junto con el estatus del viñedo - por ejemplo, "Volnay 1.er Cru" como denominación, y luego el nombre del viñedo individual (por ejemplo "Les Caillerets") en la etiqueta del vino. Se produce al 50% entre vino y blanco.
    • Commune o Village: son vinos que pueden ser una mezcla de vinos de viñedos supuestamente inferiores dentro de los límites de un pueblo determinado, o de un viñedo individual pero sin clasificar. Los vinos de diferentes villas se consideran que tienen sus propias ciualidades y características especiales. Los vinos village son el 36% de la producción, engloban unas 53 denominaciones, estos vinos se consumen 2-4 años después de la fecha de la cosecha, aunque de nuevo algunos ejemplos se mantendrán por más tiempo. Los vinos villade muestran el nombre del pueblo en la etiqueta del vino, por ejemplo "Pommard", y a veces -si se aplica- el nombre del viñedo individual de donde proviene.
    • Bourgogne genérico o regional: Son la base de la pirámide y se extienden a lo largo y ancho de todo el territorio vitivinícola de la Borgoña se refiere a vinos que pueden provenir o ser mezcla de cualquier lugar de la región, estos vinos suponen el resto de la producción sobre el 60%, son denominaciones entre el genérico "Bourgogne" y los vinos de un "Village" individual, pueden encontrarse también, como un "Macon-Villages" o "Cote de Beaune-Villages", donde los vinos pueden provenir de una zona amplia pero definida, que incluirá varios pueblos individuales.

    Los viñedos de Borgoña alcanzan los 60.000 acres (240 km²) de producción, Algunas pequeñas bodegas producen sólo 100-200 cajas al año mientras que muchos productores hacen unos pocos miles de cajas al año. El mayor productor es Maison Louis Latour en Beaune con 350.000 cajas por año. Producción en Borgoña se divide de la siguiente manera: Los vinos blancos mayoría (62% de la producción), Los vinos tintos (29%) El Crémant de Bourgogne, blanco o rosado (9%) y Los vinos rosados (1%)

    Los productores de vino de Borgoña se centran en cuatro variedades principales:

    Para el vino blanco la uva Chardonnay, ocupa el 48% de los cultivos, los vinos blancos de Chablis, mâcon y la Cote d Or todos se producen con un 100% de uva chardonnay. Otra uva que se encuentra en la región es la uva Aligoté, que en su mayor parte produce vinos más baratos que tienen una acidez más alta y ocupa un 6% de los cultivos, otras variedades blancas son la Sauvignon Blanc y la Melón.

    La variedad de uva tinta más reconocida es la uva Pinot Noir que ocupa el 34% de los cultivos seguida de la uva Gamay que ocupa un 10%, en la región de Cote de Nuits, el 90% de la producción es de uva tinta. La Pinot Noir regala vinos bastante tánicos y llevan normalmente entre 10 y 12º de alcohol, son vinos suntuosos y aterciopelados de gran renombre mundial. Se prestan a una crianza de 5 a 12 años, a veces más. Su aptitud para el envejecimiento varía en función de las añadas y del viñedo de origen. La gamay es una cepa exclusiva de los beaujolais tintos. Las otras variedades (Cabernet Sauvignon, César, Pinot Beurot, Sacy, etc.) representan aproximadamente el 2% de la viña.

    Borgoña alberga algunos de los vinos más caros del mundo, incluyendo los de Domaine de la Romanée-Conti, Domaine Leroy, Henri Jayer, Emmanuel Rouget, Domaine Dugat-Py, Domaine Leflaive y Domaine Armand Rousseau. No obstante, algunos de los vinos de Burdeos y unos pocos vinos "icónicos" del Nuevo Mundo son más caros que algunos de la clase Grand Cru borgoñona.

    Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar