• Estados Unidos
  • No existe en la esfera terrestre bebida más deseada que el vino, y en Estados Unidos, una de las naciones más diversas y multiculturales etnicamente del mundo lo saben bien ya que son la primera potencia consumiéndolo, con unas ventas cercanas a los 36.000 millones de dolares. Con una historia vinícola a las espaldas de más de 3 siglos, actualmente ocupan el cuarto puesto como productores a la rueda de Francia, Italia y España y el quinto con más vid plantada del mundo, unos 4.500 kilómetros cuadrados. Todos los estados producen vino, pero el más destacado es sin duda California, seguido de Washington, Nueva York, Pensilvania y Oregón.

    Aunque en USA existen varias variedades de uva nativas, estas no son de muy buena calidad por eso ya desde las primeras colonias del siglo XVI tanto en Virginia como en Pensylvania y California los misioneros franceses empezaron a cultivar o injertar para conseguir híbridos, variedades de la Vitis Vinífera, obteniendo cosechas de mayor nivel con mejores aromas y sabores. En la recta final del siglo XIX la filoxera ataco de lleno la creciente industria vinícola estadounidense, recibiendo la estocada final con la puesta en vigor de la "Ley Seca" en 1920 que prohibía la elaboración, venta y transporte de alcohol. Pero despues de la abolición de la prohibición la industria del vino volvio a emerger y aunque al principio los gustos de los consumidores cambiaron a vinos baratos y de alta graduación, en los 70 y 80 diferentes Universidades con sus investigaciones y seminarios empezaron a reconducir el panorama hacia la utilización de técnicas vinícolas adecuadas de producción, asesorando a los viticultores en la busqueda de vinos de calidad.

    A esto hay que sumarle que empezaron a llegar fuertes inversiones extranjeras (sobre todo de Francia) atraidos por los éxitos de las bodegas californianas que hacian que el consumo interno creciera rapidamente. Otra circustancia tras la abolición de la "Ley Seca" fue la permisividad a cada estado de regular su producción y venta de alcohol, por lo que el sistema de denominación estadounidense se basa principalmente en los límites políticos de los estados y condados, estableciendo las AVA (American Viticultura Area) que a groso modo serían como las Denominaciones de Origen aquí es España, habiendo más de 200 en 2011. Habrá entonces denominaciones de estados, condados y genéricas de "American Wine" lo que podría venir siendo el vino de mesa. Habiendo vinos que incluso pueden tener uvas de diferentes estados o condados, en la mayoría de las Denominaciones de Estados el 75% de las uvas del vino deben ser de esa región. Por ejemplo en Texas se requiere el 85% y en California el 100%. Si las uvas son de 2 o 3 estados contiguos, puede hacerse el vino con una etiqueta multiestatal siguiendo las mismas exigencias en las denominaciones multicondales. Cabe destacar que las leyes estadounidenses permiten la deniminación de los vinos producidos allí sean etiquetados con nombres protegidos en Europa como por ejemplo California Champagne (Champán de California) o American Burgundy (Borgoña Americano).

    Este país esta montando todo un imperio entorno al vino, ya representa el 10% de la producción mundial, con unas exportaciones que sobrepasaron los 1.600 millones de dolares, un 15% más que el año anterior, además de fomentar un incipiente enoturismo con cerca de los 30 millones de visitas a gran número de las 8.000 bodegas que se disgregan por sus extensos territorios.

    Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar