• Chile
  • Las cosas cuando se hacen bien se nota, por eso Chile se ha convertido en el pais vinícola por excelencia del nuevo mundo, superando desde 2014 a Australia y colocándose como el 4º mayor exportador de vino del mundo, y esto es debido además de porque están elaborando vinos de calidad de una manera constante y a un precio razonable, algo que demanda y mucho el mercado, porque han sabido llevar una política económica ventajosa, ya que no se pagan impuestos para exportar y se han llegando a acuerdos para tener Tratados de Libre Comercio con un gran número de países en los que los vinos chilenos pueden entrar sin tampoco pagar impuestos, sobre todo en Europa y USA. Los últimos datos registrados hablan de 2010 millones de dolares en 2014.

    Aunque el comienzo de la producción de vino en chile data de 1551, año en el que se lleva a cabo la primera cosecha por conquistadores españoles, hay un documento descubierto en los Archivos de Indias que señala que fue el viticultor Rodrigo de Araya el que plantó las primeras viñas en la Capitania General de Chile en 1547. En diferentes documentos señalan como las semillas y plantas de la vitis vinífera procedente de españa se plantaba junto a las indígenas para conseguir una rápida hibridación. Las viñas prosperaron por una gran extensión de chile gracias a un hábitat idónea, por su clima mediterraneo con veranos calurosos e inviernos lluviosos, a lo que hay que sumarle la ausencia de enfermedades.

    Pero será en el siglo XIX cuando Chile ya es república independiente y la producción es regular, entendiendo el vino como una gran fuente de ingreso a traves de las exportaciones, por eso se empezo a buscar la calidad y nuevas técnicas para lo cual además de importar casi un centenar de vides europeas también importaron los conocimientos y el trabajo de expertos franceses. Pero fue a partir de 1980 cuando los productores internacionales sobre todo en Europa empezarón a invertir en la viticultura chilena creyendo en su potencial, renovando sus instalaciones y ayudando a que  las exportaciones despuntaran definitivamente. 

    En Chile hay una decena de regiones vinícolas, divididas en subregiones, concentrandose principalmente en la zona centro del país ocupando una extensión de cultivo de 120.000 hectáreas, mucho menor que su vecino Argentina, siendo la más importante el Valle del Maipo.

    Desde 1995 se reguló la zonificación vinicola de Chile, clasificando sus vinos bajo: Denominación de Origen, sin Denominación de Origen y vinos de mesa. Según estas categorias, al embotellarlos las etiquetas podrán hacer mención bien a la zona, la vid, o año de la cosecha, la zona se podra mostrar siempre que se cumpla que tenga minimo un 75% de uvas de esa zona indicada para su elaboración.

    Las variedades de uva más importantes en chile son en las blancas, la Sauvignon Blanc, Chardonay y Moscatel de Alejandría y para las tintas, la Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Pinot Noir, sin olvidarnos de la Carménere un estandarte chileno ya que es el único sitio del mundo donde esta cepa sobrevivió a la filoxera y a día de hoy une los esfuerzos de los viticultores y enólogos para crear un vino de esta variedad como representante del país, algo propio e inconfundible. En Chile suelen ser vinos varietales tanto los tintos como los blancos, aunque sin lugar a dudas son los Cabernet Sauvignon chilenos los vinos que más estan llamando la atención a nivel internacional como el afamado Don Melchor de los viñedos Concha y Toro. Por lo general los tintos chilenos son fructosos, aromáticos y en su gran mayoría con un bajo contenido de taninos, y los vinos blancos son frescos, también frutosos, destacando por su extraordinario cuerpo.

    Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar