6
6
32
32
2
2
0
0
0
0

VALORACIÓN MEDIA

8.20

40 valoraciones

0 comentarios

Pulsa para valorar esta ruta

Bodegas de interés
(0 seleccionadas)

Experimenta la Vida al Máximo.

En la Ruta del Vino de Rioja Alta se encuentran parte de los vinos mas prestigiosos de toda la Rioja. Aqui el vino es un referente social y cultural y en el año 1991 recibe el caracter de Calificada la Denominación de Origen. Esta ruta sólo es apta para la gente que le gusta exprimir la vida al máximo y descubrir lugares maravillosos por el camino.

Los vinos que nos podemos encontrar en la Rioja Alta, seran una fusión armónica de las variedades de la zona, 14 en total, destacando la uva Tempranillo en las tintas y la Viura para las blancas.

Serán vinos frescos, equilibrados, de robustez media y perfecto bouquet, los cuales podremos degustar en nuestro paso por las distintas bodegas o enotecas de la ruta. Los amantes del regalo del dios Baco tendrán donde elegir, desde los vinos cosecheros, pasando por los envejecidos en barrica ya sean tintos o blancos y acabando por los rosados o los claretes de San Asensio.

Alrededor del entorno natural del valle del Ebro, emergen un sin fin de bodegas que unen la vanguardia con la tradición para la elaboración de unos caldos exquisitos, pero este es sólo el punto de partida al que se le suman hoteles y casas rurales con encanto para dar el merecido descanso al viajero, múseos, centros de interpretación del vino, y como no podía ser de otra manera magníficos restaurantes donde disfrutar la famosa gastronomía riojana.

No podrás borrar de tu memoria el sabor de las pochas riojanas, los pimientos de piquillo rellenos de carne o el bacalao con patatas a la riojana. En la zona encontraremos mesones y asadores que fusionaran los productos típicos de la huerta con ternera guisada o chuletillas asadas al sarmiento. Por si fuera poco mazapanes o peras al vino pondrán la nota delce a estos manjares en el postre.

Establecimientos de interés
(0 seleccionados)

Ruta de Caminos.

La Rioja Alta nos descubre hasta 16 caminos o senderos del vino durante decenas de kilómetros donde además de disfrutar de el paisaje y los viñedos también nos encontraremos la diversidad y riqueza de su patrimonio Histórico-Artístico. Empezando por los dólmenes, un indicador de la existencia de poblamientos en la zona en la Prehistoria, y terminando por imponentes iglesias barrocas, ermitas románicas y grandes castillos y fortalezas que nos asaltarán a cada paso.

Pero si lo que nos va es el turismo deportivo y de aventura, tendremos una amplía oferta para vivir experiencias únicas.

Actividades como rutas en bici por los Montes Obanares o las sierras de Cantabria y de la Demanda, escalada, orientación, rapel, quads, o piragüismo por el Ebro harán las delicias de los más intrépidos.

Diversión Garantizada.

Esta es una región donde la diversión esta garantizada, y a lo largo del año podemos encontrar numerosas fiestas patronales entre las que destacaremos la Batalla del Clarete en verano donde se emplean una barbaridad de litros de vino para remojar a todos los participantes. Las Jornadas Mediavales de Briones, la romería de la ermita de Davaillo, el festival de música de Sajazarra o las míticas noches de San Lorenzo con un montón de espectáculos.

Comentar

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar